jueves, agosto 18, 2005

Detenida en Palma una estrella de la televisión alemana

Arabella Kiesbauer, una conocida presentadora de televisión, que ha trabajado en programas que se han emitido en Alemania, Austria y Suiza, pasó la noche en los calabozos de la Policía Local de Palma. La presentadora, que ha dirigido varios programas de entrevistas y entretenimiento, protagonizó un incidente con dos agentes de la Policía Local de Palma. Se encuentra de vacaciones en Mallorca con su esposo. Viene con frecuencia a la isla. La noche del martes salió a cenar y después a tomar una copa a un local de Can Pastilla. Dejó el coche aparcado sobre un carril de bicicletas. La Policía Local multó al vehículo por mal estacionamiento. Según el informe policial, los agentes les comunicaron que, por ser extranjeros, debían abonar la multa si querían llevarse el coche. De lo contrario, se lo llevaría una grúa. El importe de la multa era de 42 euros. El informe oficial afirma que la estrella de televisión alemana cogió un billete de 50 euros e intentó introducirlo, de malos modos, en el bolsillo de la camisa de uno de los policías, que exigía el importe exacto de la multa. La discusión entre los policías y la popular presentadora fue en aumento hasta el extremo de que, según el informe oficial, Arabella Kiesbauer intentó agredir a los agentes, que presentaron ayer un parte de lesiones. Quien después intervino en el incidente fue el marido, un conocido productor televisivo, a quien la Policía Local redujo golpeándole con la defensa reglamentaria en una rodilla. El esposo, que acompañó a su mujer ayer tarde al juzgado de guardia, cojeaba tras recibir el golpe.
Tanto la popular presentadora alemana como su esposo fueron introducidos en el vehículo policial y pasaron la noche en los calabozos. Arabella Kiesbauer manifestó ayer a DIARIO de MALLORCA que consideraba que la reacción de la Policía Local había sido desproporcionada y que ella nunca tuvo intención de faltar al respeto a los agentes al intentar meter el billete de 50 euros en la camisa del policía, sino lo que pretendía era pagar la multa y poder llevarse el coche.

No sé si la policía local se excedió o no. A veces son un poco "chulitos", pero nada más. Si se excedieron con ella debería poner una denuncia. Si no la pone entenderemos que el que calla, otorga.
Lo que está claro es que muchos alemanes toman la isla como algo que no va con ellos, que no les importa un pimiento lo que pase o deje de pasar. Nos tratan como gente de segunda o tercera divisón. Ellos son seres superiores y tenemos que estar a su entera disposición en todos los ámbitos de la vida.
Por eso vienen sus periodicos sensacionalistas (y perdón por lo de llamarles periódicos, pero como también son del mismo tipo de papel) y se dedican a buscar las situaciones más lamentables que pueden encontrar o si no las encuentran se las inventan (como lo del agua contaminada) o tb empleando el sucio truco de las cámaras ocultas. Todo por el hecho de hacer daño porque les apetece. Para vender unos cuantos tebeos más.
¿de verdad buscan hacer daño al turismo balear de esta manera? Pues parece que no les sale bien, porque no dejan de llegar aviones de su país....

2 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.